Nuevos virus, viejos conceptos. El ERTE por causa de fuerza mayor

Debido a la situación excepcional que atraviesa gran parte del mundo derivada de la pandemia del COVID-19 y que ha obligado al confinamiento temporal de la población española, desde PHERUS ABOGADOS seguimos publicando algunos artículos que, esperamos, sean útiles.

El presente va dirigido a las empresas y empresarios que se ven obligados a suspender o reducir la actividad empresarial con motivo de las medidas derivadas del estado de alarma decretado por el Gobierno de España el pasado 14 de marzo.

Desde PHERUS ABOGADOS sabemos lo perjudiciales que son estas medidas para los trabajadores, aunque también para la empresa. Por ello apelamos a la responsabilidad de las empresas a la hora de solicitar un ERTE, si bien debemos ser conscientes de que nos encontramos frente a una situación excepcional cuyo alcance humano, social y económico son inmensurables en este momento y que un expediente de estas características puede ayudar a salvaguardar los empleos de miles de personas de cara al futuro próximo.

En este post resumimos de forma breve y sencilla los pasos para tramitar un Expediente Regulador Temporal de Empleo, cuyas siglas habréis escuchado hasta la saciedad estos días. El ERTE está regulado en los artículos 45, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores,  y en el flamante Real Decreto 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

Como bien indica la palabra temporal, este tipo de expedientes no implica el despido de los trabajadores, sino que permite a las empresas suspender los contratos laborales de los trabajadores o hacer una reducción de jornada, por un periodo de tiempo determinado, con la consecuente exoneración al empresario de hacer frente al pago de los salarios.

Las causas que permiten acogerse a un ERTE son: económicas, técnicas, organizativas, de producción, o de fuerza mayor, debiendo centrarnos en esta última para iniciar uno en caso de que la empresa se vea afectada por la situación excepcional provocada por el COVID-19.

A efectos de solicitar el ERTE es necesario presentar una solicitud ante la autoridad laboral competente (en Cataluña, el Departament de Treball de la Generalitat de Catalunya) y, simultáneamente, comunicar esta solicitud al representante de los trabajadores (Debido a las medidas de confinamiento, en los últimos días el Departament de Treball ha decido prescindir de la comunicación a los representantes de los trabajadores). Asimismo la solicitud debe comunicársele a las personas trabajadoras afectadas.

Debido a las medidas de confinamiento, en los últimos días el Departament de Treball ha decido prescindir de la comunicación a los representantes de los trabajadores

Con la solicitud, la empresa deberá detallar toda la información relativa a los trabajadores afectados, así como información de la empresa requerida por la autoridad laboral competente. Además, es obligatorio acompañar un informe justificativo de las causas que motivan el ERTE y la documentación justificativa que acredite la situación informada por la empresa.

Debemos destacar que este trámite debe hacerse por medios telemáticos, lo cual es fundamental en estos días.

Una vez presentada la solicitud, es posible que la autoridad competente solicite un informe de la Inspección de Trabajo. Si bien dicho informe era obligatorio hasta ahora, con las medidas legales excepcionales introducidas con motivo del COVID-19, dicho informe pasa a ser potestativo. Una vez presentada la solicitud, la empresa ya no tiene más que esperar la resolución de la autoridad laboral competente, que debe resolver en 5 días.

Finalmente, tened presente que:

  1. Actualmente los efectos de un ERTE por fuerza mayor se retrotraen al momento en que se produjo la causa (en estos días, la declaración del estado de alarma)
  2. Los trabajadores no perciben una indemnización como en caso de despido.
  3. Los trabajadores tendrán derecho a paro aunque no cumplan los días cotizados mínimos si el ERTE es a raíz del COVID-19.
  4. Los socios mercantiles NO pueden acogerse para cobrar prestación por desempleo.

Esperamos que la información os sea útil. Si tenéis alguna duda o queréis nuestra ayuda, podéis poneros en contacto con nosotros.