LAS MADRES DE DÍA Y EL TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES

Hola! Como secuela de nuestro anterior post, hoy publicamos una entrada sobre madres de día y tratamiento de datos personales, con el objeto de dar unas pistas sobre como cumplir con los requisitos legales de protección de datos.

Lo explicado en la anterior entrada, a efectos prácticos, implica que, como primer requisito, la madre de día debe tener un fichero -electrónico o físico- donde recabar los datos de las familias. Además, antes de comenzar a recopilar los datos, el fichero debe darse de alta en la Agencia Española de Protección de Datos.

Para recabar los datos personales se necesita el consentimiento previo, expreso y por escrito de la persona que los cede. Además, las madres de día tienen que atender a un factor adicional, ya que recaban datos de menores de edad, por lo que necesitan que el consentimiento para la recogida de esos datos lo den los padres o tutores legales. Debe quedar prueba de que este consentimiento ha sido correctamente prestado, previa información facilitada al cedente y para ello se debe dejar constancia por escrito. Asimismo, se debe informar al cliente sobre la recogida de los datos, el uso que se les dará y los mecanismos de protección, así como la indicación de los derechos ARCO que ostentan.

Es importante cumplir tanto con las obligaciones información, así como con las formales de almacenamiento y protección. Ya que, en caso contrario, podrían haber sanciones económicas, cuyos montos que pueden ir entre 600 y 600.000 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción cometida. Por ello, siempre recomendamos a las madres de día utilizar con mucho cuidado las redes sociales o los grupos de whatsapp para compartir información de terceros. Facilitar información personal de terceros sin autorización, no está permitido.

Desde PHERUS recomendamos a las madres de día que valoren la inversión de un poco de tiempo y de dinero a fin de cumplir con las obligaciones concernientes a la protección de datos personales.

Además, las madres de día deben prestar especial atención a la recogida y utilización de imágenes de los niños. La recogida de imágenes, además de cumplir con los requisitos de tratamiento de datos personales, está protegida por la Constitución Española y por una Ley Orgánica específica. Por ello, desde PHERUS recomendamos a las madres de día que, si recogen imágenes de los niños, ya sean fotos o videos, obtengan, de forma previa y por escrito, el consentimiento para ello.

En caso de publicarlas, será necesario que así se haga constar expresamente. Es importante NO difundir fotos de menores sin consentimiento expreso y por escrito de los padres o tutores, y siempre previa indicación del uso que se hará de las fotos cuya cesión se solicita.

¡Esperamos que este post os haya resultado interesante y, sobre todo, útil! Sin más, os deseamos unas reparadoras vacaciones, y os esperamos a la vuelta con una nueva publicación ¡Feliz verano!