EL AUTÓNOMO EN LOS TIEMPOS DEL CORONAVIRUS (I)

Desde el confinamiento, o cuarentena, o arresto domiciliario solidario -que cada cual lo bautice y sobrelleve como pueda; en PHERUS ABOGADOS queremos ir dando pinceladas de las medidas de ayuda económica que el Gobierno español ha decretado de cara a ese colectivo tan castigado siempre de por sí: los autónomos.

Esta serie de posts no serán solo una repetición de los anuncios del gobierno, sino que nos vamos a centrar en la letra pequeña del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, y la ampliaremos para que sea entendible.

AYUDA POR CESE DE ACTIVIDAD

En esta difícil situación, muchos empresarios han visto disminuir su facturación o directamente han cerrado al paralizarse su actividad económica.

En el artículo 17 del Real Decreto se pone a disposición de estas personas una prestación de carácter extraordinario por cese de actividad. Para simplificar, veamos sus características punto por punto:

  1. Temporalidad: la ayuda tiene una duración de un mes, prorrogable si así lo hace el estado de alarma.
  2. Requisitos:
  • Suspensión de actividades económicas a raíz de las medidas dispuestas en el Decreto de estado de alarma, o disminución de un 75% facturación en comparación con el promedio del semestre anterior, acreditándolo.
  • Afiliación el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.
  • Estar al corriente de los pagos de cuotas a la Seguridad Social. En caso contrario se da un plazo de 30 días para regularizar su situación.

3. Cuantía: se percibirá un 70% de la base reguladora. Aquellas personas que no  hubieran cotizado los 12 meses anteriores percibirán el 70% de la base reguladora mínima (unos 661 euros).

El hecho de ser una suspensión de la actividad, implica que el empresario no debe darse de baja. Con lo cual, la cuota deberá seguir pagándola, solo que será el Estado quien la cubra.

A nadie se le escapa que esta medida debería haberse complementado con una exoneración del pago de la cuota mensual a nivel general, y no solo con la exoneración para este supuesto.

El procedimiento se inicia mediante solicitud en la mutua a la que esté adscrito el trabajador autónomo. El cobro, a su vez, es a mes vencido e incompatible con cualquier otra prestación de la Seguridad Social.

Desde el despacho esperamos que muchos empresarios no os veáis en la necesidad de recurrir a esta prestación, y si así fuera, desde PHERUS ABOGADOS os ayudaremos en lo posible.